Agricultura

Iznájar es un pueblo eminentemente agrícola y ganadero, cuya principal actividad alimentaria se limita al cultivo del olivar que ocupa casi la totalidad de su territorio cultivable, la lechuga y la cebada. La ganadería está representada por rebaños de pequeños rumiantes esporádicos, localizados y de tradición familiar.

Cabe destacar la importante presencia de residentes procedentes del Reino Unido, debido a la presencia del pantano de Iznájar y el clima de la zona, que actúa como atrayente. Como consecuencia, se ha desarrollado enormemente el turismo rural, basado en casas de campo y cortijos antiguos restaurados, lo que ha impulsado la creación de establecimientos de hostelería asociados al turismo rural.